Siete Dulces - Siete Amargas

En una sociedad obsesionada con el control, la realidad, la exactitud y todo aquello que es comprobable, subsiste una constante necesidad de buscar bienestar físico o espiritual a través de todo aquello que nos rodea, incluso si no existe certeza científica o prueba fehaciente de que esto sea posible. Dentro de un entorno popular, las plantas encierran esta doble condición al momento de proveer ese anhelado sentido de bienestar.

Las necesidades asociadas al terreno espiritual, presentan para muchas personas la misma importancia de ser tratadas que un dolor físico y encuentran en las plantas elementos provistos de propiedades curativas desde un ámbito casi mágico o esotérico. Desde este aspecto la comprobación científica no tiene cabida, sin embargo, su utilización lejos de desaparecer, se mantiene en el tiempo.

En las plazas de mercado de Bogotá existen un grupo de plantas que por su tradición popular son utilizadas de manera conjunta en forma de baños, y son consideradas fundamentales al momento de buscar alivio espiritual. Este grupo de plantas se conocen como Las Siete Dulces y Las Siete Amargas 1.

El objetivo fotográfico de este proyecto se enmarca en constituir a partir de una experiencia personal códigos visuales que demuestren las percepciones curativas y espirituales que tienen estos grupos de plantas para quienes las utilizan, lo anterior con el animo de entablar una relación directa con el observador, evidenciando una practica cultural presente en nuestras ciudades.